16 de Junio de 2016

HABLEMOS DE CALIDAD

La calidad es la búsqueda constante de la perfección y como tal, es una ecuación constante; una búsqueda infinita de la satisfacción de necesidades intrínsica al ser racional, aquel de la evolución constante. Una ecuación basada en parámetros pero, por ejemplo, con variables denominadas: acreditación, normalización y metrología: pilares de la infraestructura nacional de calidad.

El mundo de la calidad es para países previsores, aquellos que se dieron cuenta que para funcionar en el mundo deben adoptar el lenguaje comercial que exige el mundo desarrollado; este lenguaje tiene dialectos como ensayos, certificación e inspección, que juntos dan lugar a la evaluación de la conformidad. Así, el Sistema Nacional de Calidad de un país, para una mejor regulación (reglamentos técnicos) debe ofrecer independencia, transparencia, protección al medio ambiente y prevención del fraude teniendo como eje funcional la defensa del consumidor,

Entonces, la acreditación puede apoyar a los países de diferentes maneras. Por ejemplo, en que la región Asia-Pacífico, APEC (Cooperación Económica Asia-Pacífico) apoya la acreditación, a través de  la Cooperación de Acreditación de Laboratorios de Asia Pacífico (APLAC), reconocida como un Organismo Regional Especializado de APEC. La aceptación de la acreditación por parte de organismos panregionales y reguladores nacionales en cada uno de los países, también ayuda a los países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a cumplir con sus acuerdos de Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC), y de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF). Por lo tanto, a través de un sistema de acuerdos internacionales, los laboratorios acreditados reciben un reconocimiento internacional, el cual permite que sus resultados sean más fácilmente aceptados en mercados extranjeros. Este reconocimiento ayuda a reducir los costos de los fabricantes y exportadores que utilizan los servicios de laboratorios acreditados, reduciendo o eliminando la necesidad de volver a efectuar pruebas en otro país.

Actualmente, en el Perú existen 84 laboratorios acreditados por el Instituto Nacional de Calidad (INACAL), de los cuales 68 son laboratorios de ensayo y 13 de calibración distribuidos a nivel nacional, ubicándose la mayoría en Lima. La importancia de la calidad radica es que es la autopista hacia el primer mundo y todas las políticas gubernamentales apuntan hacia ello. Se tiene mucha expectativa que con la creación del INACAL el 2015, se potencie la demanda por servicios de evaluación de la conformidad y así se ofrezca una mayor garantía al consumidor, de la calidad y seguridad de los productos que se consumen en el Perú.

Por:

José Carlos Flores Molina, Presidente de la Sociedad Nacional de Organismos Acreditados en Sistemas de Calidad (SNOASC) y Director del Instituto para la Calidad - PUCP

Acreditación y certificación

Registro y alianzas